Croquetas de papas y queso

Rate this post

Las croquetas son sabrosas, crujientes por fuera y cremosas por dentro, y pueden comerse con las manos. ¿Qué más se puede pedir? Creo que puede ser uno de los platos preferidos de niños (y de no tan niños), y más aún cuando llevan queso que se derrite dentro y cuando la muerdes… mmmm, una delicia.

¿Y por qué no hacerla junto con los niños de la casa? Meter las manos en la masa y dar forma a las croquetas es una tarea que podemos delegar a esas pequeñas manitos dispuestas a ayudar en la cocina.

Las croquetas son en sí una pasta hecha con carnes y/o vegetales que se amalgama bien y se pasan por pan rallado para luego freír y comer bien calientes de un bocado. He leído que las croquetas tienen su origen en la cocina de reaprovechamiento francesa. La cocina de reaprovechamiento es la que practicaban sobre todo nuestras abuelas y madres que, con no poca habilidad y creatividad lograban crear un nuevo plato  a partir de sobras del día anterior agregando pequeñas cantidades de otros ingredientes que podían tener en la nevera.

Hoy les presento una receta deliciosa hecha con 3 ingredientes principales: papas (o patatas), queso y huevo. Para que el sabor sea realmente especial, he usado en realidad una mezcla de dos quesos italianos, un ahumado llamado “scamorza” y el queso provolone, que una vez caliente se funde y estira haciendo el efecto de hilos de queso que lo hacen aún más apetitoso.

Para el rebozado, manteniendo siempre el espíritu sin gluten, he utilizado una harina finísima de maíz. Se puede perfectamente reemplazar por pan rallado sin gluten, pero prefiero la harina de maíz por dos motivos. En primer lugar, porque es un ingrediente más natural (al menos no es una mezcla industrial), y la tengo siempre en casa porque es muy versátil (verás que en mis recetas la uso muy a menudo). En segundo lugar porque obtendrás una película exterior muy fina y crujiente. Según mi teoría, con esta delgada película la croqueta que sabe a papas y queso, y no a pan rallado.

antojossingluten_croquetas_2

Ahora que ya no puedes resistir la tentación por comer estas deliciosas croquetas, te dejo la receta.

iconos_separador

Ingredientes

iconos-sin-gluten

iconos_mini-chef

iconos_preparacion-30

iconos_coccion-20

Dosis para 6 personas (o 4 personas golosas)

iconos_separador

antojossg_croquetas_2

1 kilo de papas (España: patatas)

140 gr  de huevo (aproximadamente 3 huevos)

50 gr de queso provolone rallado o cortado en pequeños cubitos

50 gr de “scamorza” ahumada rallada, o algún otro queso semiduro

100 gr de harina fina de maíz (tipo fioretto)

aceite extravirgen de oliva

sal y pimienta

abundante aceite para freír

Variantes

Algunas opciones de ingredientes para añadir a nuestras croquetas y hacer algunas variantes son: jamón cocido y cebolla de verdeo (España: cebolleta)

Modo de preparación

Lava y haz hervir las papas con la piel (así retendrán menos agua). Una vez que las papas estén cocidas y blandas, retira del agua una a una, pela cuidando de no quemarte, y aplástala aún en caliente haciendo un puré lo más homogéneo posible (puedes hacerlo en un mixer si te es más cómodo). Deja que el puré tome temperatura ambiente mientras cortas o rallas el queso.

Agrega los huevos ligeramente batidos, la mezcla de quesos y condimenta con sal y pimienta. Amalgama bien la mezcla. Debe quedar una pasta blanda pero no tanto, de modo que puedas formar las croquetas sin que se te peguen en las manos. Coloca la harina de maíz en un plato. Modela las croquetas de la forma que más te guste y pásalas por la harina de maíz haciéndolas rodar de modo de cubrir toda la superficie.

Al final de la preparación, usa el sobrante de la mezcla de papas y un poco de harina para formar unas pequeñas bolitas que luego servirán para probar la temperatura del aceite.

antojossg_croquetas_3

Para freír las croquetas calienta abundante aceite en una sartén (o en la freidora si tienes): intenta mantener la temperatura constante a unos 170 ºC. Podrás verificar cuando la temperatura sea la adecuada si echas una de las pequeñas bolitas de sobrantes que preparaste al final, y ésta hace burbujas a su alrededor. Si no las hace, caliente por unos minutos más y prueba con otra de las bolitas. No te olvides de retirar las bolitas antes de echar las croquetas a cocinar, porque pueden quemarse y dejar un gusto desagradable al resto.

cocción croquetas

Retiralas del aceite y sécalas en papel absorbente antes de servir.

Consejo

Las croquetas se pueden congelar y mantener en el freezer por un par de meses al menos. Para consumirlas luego, retíralas del congelador y déjalas descongelar a temperatura ambiente unos 30 minutos. Luego fríelas normalmente.

Para congelar las croquetas, toma una bandeja que puedas meter luego en el freezer. Cubre la base con un film plástico en donde apoyarás las croquetas cuidando de mantenerlas separadas unas de otras. Cubre con otro film y lleva a congelar por una media hora o hasta cuando al tocarlas las notes suficientemente rígidas. Retira del freezer y envásalas en bolsas aptas, quitando el aire y cerrándolas herméticamente.

antojossg_croquetas_5

iconos_separador

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Puedes compartir en:
Sigue las actualizaciones por email
Google+
http://www.antojossingluten.com/es/croquetas-papas-queso/
Facebook
Pinterest
Twitter
RSS

One thought on “Croquetas de papas y queso

Deja un comentario